Las instalaciones petroleras y de almacenamiento de líquidos o productos a granel, generalmente se encuentran en los puertos, o bien en sus alrededores, y suelen estar construidos en terrenos con suelos blandos. Para poder desplantar estas instalaciones, comúnmente se piensa en el empleo de pilas de cimentación y plataformas de concreto de gran peralte para resolver su cimentación.

Las soluciones con mejoramiento de suelos de Menard, que hoy en día se ejecutan rutinariamente para soportar pesadas cargas de almacenamiento, son una alternativa eficaz y económica a las cimentaciones profundas. Con el mejoramiento de suelos se logran soluciones que limitan los asentamientos totales y diferenciales para cumplir con los criterios de deformación permisibles de los reglamentos, conservando la operatividad de la infraestructura.