Se encuentra usted aquí

Inicio

Transporte y vías de comunicación

Las vías de comunicación terrestres a menudo atraviesan terrenos altamente compresibles como son áreas pantanosas, las zonas limítrofes de los ríos o superficies con rellenos. Estas condiciones muchas veces obligan a llevar a cabo la consolidación del terreno previo a la construcción de dichas vías, para evitar la ruptura del terraplén que conforma la base de la vía y de la carpeta superior. Con el fin de asegurar la integridad de la calzada a largo plazo es fundamental sobreconsolidar estas zonas altamente compresibles para reducir los asentamientos por fluencia.
 

Objetivos:

- Limitar los asentamientos de las vías de comunicación

- Asegurar la estabilidad global de los terraplenes

- Mejorar el plazo y el costo de la construcción

 

Técnicas

Menard propone soluciones económicas de mejoramiento de suelos que pueden ser opciones atractivas en comparación con las cimentaciones profundas con pilas. Dependiendo de las condiciones de los suelos y de los criterios de mejoramiento a alcanzar, Menard selecciona el método más adecuado.